Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

La tarea jerarquizar a los personajes de Lorenzo y Pepita es difícil. Aunque la pareja protagónica es sin duda la más importante dentro de la tira, los demás personajes que giran alrededor tienen un peso muy similar ya que todos aparecen más o menos con la misma frecuencia.

Aunque se puede esgrimir que los cinco integrantes de la familia Parachoques son los de mayor importancia, también es cierto que el jefe, el cartero y el cocinero son parte del quehacer diario de Lorenzo y es, de cierta manera, la forma que el autor muestra la personalidad del personaje.

Hay algunos personajes que, aunque tienen apariciones más esporádicas, como los mejores amigos de la pareja Parachoques, el vecinito Elmo o Cora, la señora del jefe, su peso radica en la importancia que tienen para la tira y las situaciones diarias que generan dando esa identidad que ha marcado el gusto del público por más de 75 años.


Lorenzo Parachoques

Lorenzo es el típico esposo estadounidense con manías, gustos y defectos, que tiene un puñado de personas que le obligan a mejorar y a hacer todo aquello que él gusta. A pesar de todo, dejó toda su fortuna por una mujer que parece ser todo en su vida y a la cual quiere con todas sus fuerzas; su cariño hacia ella es de admirar y nunca pierde un momento para besarla y abrazarla. También es un hombre de familia que quiere mucho a sus hijos y a su mascota, y que prefiere pasar una tarde en casa que haciendo cualquier otra actividad —casi siempre—.

Este personaje físicamente es un poco extraño, parece que sus rasgos característicos están anclados en el año de su creación en 1930. El corte de cabello es muy peculiar, ya que tiene a ambos lados el cabello peinado hacia arriba, un corte que no se utiliza en la actualidad; su ropa no va a rebufo y el corbatín rojo, el pantalón negro, sus grandes zapatos, la faja con hebilla y la camisa de manga larga con un gran botón al centro lo hacen parecer un poco ridículo ante los demás. Físicamente es un personaje flaco y hecho de formas geométricas, con un cuerpo de cuatro cabezas, pupilas grandes y totalmente negras y un tren superior del mismo tamaño que el inferior. Se pude decir que este personaje es poco estilizado y tiene rasgos un poco extraños si es comparado con sus homólogos femeninos dentro de la tira.

Lorenzo es una gran víctima de las circunstancias del mundo que lo rodea. Tiene tres problemas crónicos: los vendedores, corretear el cartero y llegar a su trabajo a tiempo. También le encantan los deportes como el golf, béisbol, boliche, entre otros, y los practica con todo ahínco cuando Pepita no tiene alguna tarea hogareña para él —que no le gustan y de las que intenta escaparse—. A pesar de todo es un hombre bueno, que le justa jugar con los niños, sencillo y un poco obstinado.

A Lorenzo le encanta dormir y lo hace tan a menudo como puede, ya sea en el sofá de su casa, en su trabajo, cuando viaja temprano rumbo a su trabajo en el automóvil con los compañeros o en la cama junto a su amada. También le encanta darse baños de tina y cuando lo hace se pone a hacer otras cosas. Parachoques, aunque tiene un trabajo estable desde hace muchos años, no es lo que se puede decir el modelo de trabajador, ya que no le gusta mucho trabajar y utiliza el trabajo para otras actividades —como las oníricas— y su jefe tiene que presionarlo constantemente para que produzca. Una de sus actividades preferidas es ver la televisión, y cuando hay algún evento importante como el Súper Tazón o un gran partido de baloncesto, no tiene concentración más que para ello; aunque le encantan los grandes programas, eso no evita que pase buena parte del día viendo cualquier cosa para luego darse una siesta. Otro de los distintivos personales de Lorenzo es su gran apetito, y es conocido por sus súper híper mega sándwiches, aunque su gusto no se limita sólo a eso y puede comer lo que sea; es común verlo en la refrigeradora buscando cualquier cosa para comer y sacar desde un pollo hasta postres.

No cabe duda de que este es el personaje más importante de la tira y es el que le da vida a todo lo demás, sin él, Chic Young no hubiese podido hacer de esta tira algo tan popular y exitoso.


Pepita Parachoques

Ella es la hermosa esposa de Lorenzo Parachoques, sin ella su esposo no podría salir de las situaciones en las que se mete; en el matrimonio es bien sabido que si la pareja rema al mismo ritmo el barco avanza raudo hacia el frente, en este caso es así, pero Pepita es la que lleva la voz de mando y la que motiva a su marido para remar al mismo ritmo de ella y lograr llevar la nave a buen puerto.

Físicamente Pepita es delgada, atractiva, rubia, colocha y muy estilizada, es la antitesis de Lorenzo, que no es muy agraciado. Su vestimenta casi siempre deja ver sus piernas, ya que viste con enaguas o vestidos; contrario a su esposo que luce casi siempre de la misma manera, Pepita cambia constantemente, quizás en ese afán del autor de mostrar que las mujeres, en cuestión de ropa, son un mundo muy diferente a los hombres.

Este personaje tiene cualidades que la hacen muy distinta a su marido, casi como polos opuestos, aunque comparten muchas cosas. Ella es tranquila, amorosa, afectuosa, cálida, apacible, dulce, cariñosa, no obstante es cautelosa, estricta con Lorenzo en algunas cosas y trabajadora. Ella tiene un sexto sentido para resolver los problemas que se le presentan, tanto a su esposo como sus hijos y es una excelente ayuda para ellos en las tareas escolares para lo que tiene una gran habilidad. Ella tiene su propio negocio de comida: el Parachoques Catering Service, que sirve comida para fiestas y actividades de similar factura.

Se dice que los polos opuestos se atraen, y eso es Pepita para Lorenzo, ese es quizás el secreto para soportar más de siete décadas de matrimonio, por ese complemento que hay, por el mutuo amor, por soportar sus defectos y aceptar a la otra persona tal cual es.


Julius Dithers (El señor Fernández )

Este es sin duda el tercer personaje en importancia de la historia, por su personalidad tan fuerte, por sus apariciones tan constantes y por la influencia que ejerce sobre Lorenzo. Este personaje podría parecer detestable y hasta un dictador, ya que tanto físicamente como verbalmente parece perverso, pero en realidad en el fondo es una buena persona que, a pesar de los años, siempre busca el lucro y el mayor bienestar para su empresa a pesar de contar con trabajadores tan incompetentes, pero tan significativos como Parachoques; en resumen, no esconde nunca su personalidad y no le intenta caer bien a nadie.

Físicamente es un personaje hecho basado en figuras geométricas, de piernas cortas, pelo canoso, bigote y su cuerpo es de más o menos tres cabezas. Siempre vista con traje en el trabajo que incluye su chaleco, corbata, pantalón, camisa de manga larga y nunca se quita sus anteojos.

Julius es el fundador de la Empresa Constructora J.C. Dithers y a la que dirige con mano dura y pensando sólo en el frío metal: el dinero. Es abusador de sus empleados en todas las formas, muchos lo consideran una persona irascible y mala. Este gran personaje tiene cualidades en su personalidad muy marcadas, como ser tacaño, enojón, poco cariñoso, bravo, disciplinado, frío, calculador, abusador, tirano, entre muchas defectos; pero toda persona tiene una debilidad, ese punto débil es su esposa Cora, a la cual quiere con todo su corazón y la única persona que lo domina y a la cual le hace caso en todo. Cora es su polo opuesto, ya que ella es buena, tranquila y cariñosa con sus semejantes.

Julius siempre está presionando a Parachoques en su trabajo, para que deje de hacer actividades poco productivas, y eso se da porque Lorenzo a veces es muy vagabundo y eso choca con la personalidad de su jefe. Esto le da atractivo a la tira y las situaciones de oficina son usadas continuamente por el autor.


Alexander, Cookie Parachoques y Daisy

No existe un cuarto o quinto personaje de importancia para la tira, sino que a partir de aquí todos tienen un peso muy similar. Como no se hemos visto la evolución de la tira en los 75 años que tiene de publicarse, se presume que la familia Parachoques ha tenido quizás un poco más de significancia que todos los demás, porque se ha podido ver la evolución de ellos en el tiempo.

Alexander es el hijo mayor de la familia Parachoques. Físicamente es idéntico a su padre, sólo que viste con ropa un poco más juvenil. Él no tiene tantos defectos como tiene su padre —quizás porque todavía es muy joven— y es más estable y menos quisquilloso. El deporte es su actividad preferida y es la estrella de en el equipo de fútbol americano y baloncesto, lo que enorgullece a su padre.

Cookie es la hija menor de la familia Parachoques, en apariencia es muy similar a su madre excepto en el pelo un poco menos rizado y en su ropa más juvenil. Es una joven colegial, líder de las porristas de su escuela, se puede decir que es una joven común en todos los aspectos, especialmente en lo referente a los muchachos.

Daisy es la perra de los Parachoques. Aunque no se puede decir cómo es porque no es un personaje humanizado, su importancia es mayúscula, ya que cuando la tira de ambienta en la casa se le puede ver a la par de sus amos; aunque de vez en cuando protagoniza escenas con Lorenzo, como cuando la van a bañar o cuando hace alguna travesura, muy normal en las mascotas. Quizás este personaje no se le toma la importancia que merece, pero siempre está presente y, aunque no está humanizado, sus reacciones y sus gestos están en el límite de lo real e irreal.


Identificación con un personaje

La identificación hacia un personaje fue una tarea sencilla, ya que toda la tira gira alrededor de Lorenzo y su protagonismo absoluto sobre todos los demás personajes, la respuesta era casi superflua.

Lorenzo es una persona que muestra un poco lo que algún día nosotros como jóvenes llegaremos a ser presumiblemente y nuestra del sentido de la vida, y aunque no para todos el fin último de la vida es contraer matrimonio, sí perseguimos una persona con la cual compartir nuestra vida y que nos llegue a querer sin importar mucho lo que haya alrededor de ese amor. Lorenzo deja su fortuna familiar —y una familia que no estaba muy feliz con su decisión— para contraer matrimonio con Pepita; él dispone dejar una seguridad económica absoluta por una relación que pudo no ser buena. La decisión fue la correcta, su vida familiar es tan grata y lo llena tanto que es una persona feliz, con un trabajo no muy bueno, pero que le permite vivir dignamente, unos hijos un poco más cuerdos que él y en apariencia buenos, pero más que eso una serie de personas que le hacen la vida muy feliz, como sus amigos, el cartero y el cocinero, esas personas que llenan nuestro diario vivir de situaciones y que le dan ese sazón a la tira (nuestra vida).

A pesar de ser una persona con muchos defectos, con manías, con loqueras, esa persona puede sobrevivir en un mundo que exige mucho de él, que no entiende sus curiosos gustos y sus glotonería no sólo en lo gastronómico, sino en muchos otros aspectos de su vida. A pesar de su curiosa personalidad, su gran cariño hacia una esposa que lo ama sobre todas las cosas, hacia sus hijos y hacia sus semejantes, como su vecinito Elmo, al cual también le puede dedicar ratos de su vida para jugar, lo hace una persona que muchos quisiéramos ser, buscando siempre el bien para nuestros semejantes sin dejar de ser quiénes somos. Este personaje nos enseña que la vida no es sencilla, que el trabajo puede ser difícil, especialmente cuando el jefe es como Julius, pero siempre se puede se puede poner buena cara ante eso y enfrentar lo malo con positivismo y un poco de holgazanería.

Este personaje representa un poco lo que quisiéramos ser, tanto en lo positivo como en lo negativo, porque a quien no le gusta comer y dormir mucho, dormir en el trabajo y tener una esposa bella y cariñosa, unos hijos buenos e inteligentes y amigos verdaderos; pero por otro lado un trabajo con un jefe difícil e irascible, incómodas tareas domésticas, y el siempre complicado devenir en pareja. Con todo, siempre hay tiempo para cualquier actividad y de ver la vida con positivismo, sin olvidar el gran cariño hacia nuestros seres más cercanos.

jueves, 20 de octubre de 2005

Frases de hoy

  • "Hay que ser amo del silencio y no esclavo de las palabras. Hay que hablar cuando las palabras son mejores que el silencio".
  • La amistad es como el mar, se ve el principio, pero no el final. No dejes que tu orgullo pueda más que tú corazón...
  • Si estuvieses conmigo sabrías cuanto te quiero, te demostraría lo mucho que te deseo, y lo que me haces pensar al quererte besar...
  • La vida no está llena de glorias, ni milagros, pero existe gente que estará orgullosa de las suyas.
  • Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer, mientras que no la ame.

viernes, 14 de octubre de 2005

Uso práctico de la fotogrametría

La topografía convencional es la forma en que normalmente se ha medido el espacio para conocer con mayor aproximación las características de un entorno que es necesario ordenar y del cual el ser humano se hace dueño para la construcción de las cada día más complejas obras civiles. Cuando la necesidad de medir ese espacio a escalas más pequeñas se hizo imprescindible, los procedimientos convencionales se mostraron limitados, es precisamente en ese instante cuando los métodos fotogramétricos subsanan con prestancia el vacío que la topografía no puede cubrir, y se inicia una carrera que tiene como meta medir grandes superficies del territorio para conocer con detalle el espacio geográfico y generar cartografía básica para distintos usos.

El uso principal que se le da a la fotogrametría en la actualidad es la obtención de información para la creación de cartografía básica, especialmente para uso militar o civil. La cartografía civil es una representación simplificada del espacio donde se puede mostrar el relieve mediante curvas de nivel; infraestructura civil como carreteras, casas de habitación, industria; o características biofísicas del espacio como bosques, masas de agua, uso de la tierra, geomorfología, geología, etcétera. Sin la fotogrametría sería casi imposible obtener esta representación del espacio para la elaboración de cartografía, ya que, por ejemplo, la obtención de curvas de nivel mediante cualquier otro método requiere de una gran cantidad de tiempo, o el levantamiento de carreteras e infraestructura mediante el levantamiento de detalles es sumamente lento y caro.

Con el pasar de los años la fotogrametría no sólo se ha utilizado para la elaboración de cartografía, sino que se han originado una serie de usos específicos que permiten solucionar problemas puntuales de algunas ciencias —no sólo la topografía—. Algunas de estas son: las mediciones en cursos de agua; levantamientos planialtimétricos para el estudio de los recursos naturales; trazado de caminos y medición de pendientes; problemas de cortes y rellenos en diseño de vías; análisis de visibilidad en planeamiento urbano; planeamiento de vías, canales de riego o drenajes, localización de presas; análisis estadístico y comparación de diferentes tipos de terreno; análisis y cálculo de pendientes del terreno, mapas de aspectos y perfiles de pendientes que puedan ser utilizados para preparar estudios geomorfológicos; estimación de perdidas por erosión; muestra de información temática o por combinación de datos del relieve con datos temáticos como suelos, uso del suelo o vegetación; proporcionar datos sobre modelos de simulación de deslizamientos o procesos de deslizamientos; representación de niveles de polución de agua subterránea, población, costos; almacenamiento de datos de elevación para mapas topográficos digitales en base de datos nacionales; supervisión y actualización del estado del medioambiente a través de clasificación de material fotogramétrico; y estudios de deformaciones, asentamientos, movimientos en estructuras industriales como puentes, edificios y plantas.

De todas estas aplicaciones prácticas del uso de la fotogrametría, es obvio que las ciencias más beneficiadas son aquellas que tienen como objeto de estudio la tierra o que tienen una relación directa con ella, como la geología, la geografía, la topografía, la biogeografía, la geomorfología, la hidrología, la geopedología, entre otras.

El avance actual de la fotografía permite “ver” más allá del espectro visible, y con ello las posibilidades se amplían, ya que para estudios de vegetación con fotos en infrarrojo o infrarrojo cercano, es posible observar muchos fenómenos que a simple vista o con fotografía en color real es imposible de percibir.

En un futuro cercano quizás la fotogrametría tendrá que utilizar las imágenes de satélite como materia prima, ya que las resoluciones submétricas alcanzadas por satélites como el QuickBird así lo vislumbran, y aunque todavía se está lejos de las micras de la fotografía, es bueno pensar lo que puede avanzar esta ciencia y los usos inimaginables que se le pueden dar en un futuro.

El avance de los sistemas computacionales ha causado un impacto en la mayoría de las ciencias, siendo las exactas las que se han visto más beneficiadas por el poder de cálculo que han adquirido los microprocesadores en el último decenio, en una carrera sin fin de tecnologías y de poder en bruto medido en MHz que alcanza hoy cotas inimaginables sólo hace medio siglo atrás cuando se inició la locura por la computación. La fotogrametría se ha visto muy beneficiada por este avance y, gracias al excelso poder de procesamiento actual, cada vez es más fácil desarrollar software que permite agilizar el trabajo de procesamiento de fotografías tomadas desde el aire.

Los primeros sistemas analíticos a inicios de la década de 1980, procesaban las fotografías lentamente y no aportaban una verdadera ventaja sobre los sistemas mecánicos; hacía apenas dos años, en 1978, Intel ponía a disposición del consumidor los procesadores 8086 a velocidades de 5 y 10 MHz. El visionado de una imagen y su actualización en pantalla para ejecutar un zoom, podían tardar minutos en un sistema analítico, lo que podía socabar la paciencia de cualquier operador fotogramétrico.

En el año de 1995 sale al mercado el Windows 95 del gigante informático Microsoft, un sistema operativo gráfico híbrido entre 16 y 32 bits que vende millones de copias a nivel mundial en una locura sin precedentes para la época. Esta fue la puerta que puso a disposición del público un sistema operativo gráfico con multitarea real y que inicia una nueva era en el mundo del software. Los programas ahora son mucho más sencillos de utilizar, pero a la vez más poderosos; comienza una era visual donde el ratón es ahora más importante que el teclado.

Es en la década de 1990 cuando la fotogrametría se ve más beneficiada por el avance en las soluciones digitales que permiten ahorrar semanas de trabajo en el procesamiento de fotografías aéreas y agilizan el tareas como nunca antes en la historia de esta ciencia.
Es a partir de ese momento cuando las distintas casas que producen software, incluyen módulos para el procesamiento de fotografías áreas. Tal es el caso de ERDAS (hoy parte de Leica Geosystem), un poderoso SIG que posibilita crear ortofotografías, mosaicos fotogramétricos, obtener curvas de nivel, y un largo etcétera. Los SIG tienen la particularidad de combinar información geoespacializada con atributos no espaciales, esto le abre las puertas a la fotogrametría, ya que con el uso de ambas es posible generar información para la solución de una amplia cantidad de problemas de cualquier tipo: urbano, forestal, hidrológico, de ordenamiento del territorio, entre otras. Algunas de las innovaciones más destacables del software actual de fotogrametría es el visionado de modelos en tercera dimensión con anteojos anaglifos que simulan la tercera dimensión y permiten percibir el relieve.

En cuanto al hardware especializado en fotogrametría, se puede decir que los avances son quizás más avasalladores que los dados en el software. Ejemplo de ello son los anteojos de luz polarizada, que permiten ver la tercera dimensión de forma más real que con las soluciones anaglifas, ya que permiten trabajar con modelos fotogramétricos más fácilmente al poder ubicar marcas flotantes con mayor precisión; además, el operador puede estar más horas trabajando frente a la pantalla del computador sin sufrir cansancio excesivo. Esta solución va de la mano con el llamado ratón de dos manos, que permite moverse con libertad absoluta en los tres ejes (x, y, z) para que el operador pueda trabajar sin mayores inconvenientes en el procesamiento de fotografías; esto es así porque el ratón común no está preparado para trabajar en tres ejes, sino solamente en dos.

Es así que la combinación de hardware y software ha dado como resultado una disminución en todo sentido de los costos en fotogrametría. Antes se necesitaba de gran cantidad de espacio físico para instalar los equipos fotogramétricos; hoy solamente se necesita de una computadora y el espacio que ésta ocupa para trabajar; otro gran problema es que los costos de los viejos equipos mecánicos por ejemplo, hacia prácticamente inalcanzable para un particular comprar el equipo, y aunque una solución informática no es barata, es más accesible.

sábado, 8 de octubre de 2005

Web 2.0

viernes, 7 de octubre de 2005

La magia del sufrimiento

Por Ricardihnno.

Cuando uno va a correr una carrera de 100 kms por primera vez no sabe que es lo que va a hacer, esta ilusionado, curioso, imaginativo, algunos plantean la carrera de una forma positiva o negativa. Luego algunos acabarán y otros no. Pero aquellos que finalizen los 100 kms comprenderán el verdadero significado de la palabra sufrimiento, cansancio o dolor. Por ello, los que acaban sentirán una sensación tremenda, cuando acabas no importa que estés medio muerto por que aquel dia tus sensaciones y emociones están más vivas que muertas.

No hay duda de que un 100 son muchos kms, quizás demasiados para el cuerpo humano. Las piernas descubren el dolor como nunca uno puede imaginar, ese dolor se empieza a intuir a los 60 o 70 kms, los demás kms son miles de preguntas dentro de un mundo infernal llamado desesperación, desesperados por acabar, desesperados porque aquel km sea el último, desesperados por que aquellas doloridas piernas te permitan recorrer otro km más, y otro más...

Y entonces ¿Que hacemos nosotros allí? Algunos nos llaman ultrafondistas, algunos simplemente corredores, otros nos llaman heroes, todos nos describen como auténticos locos de este deporte que es el correr. Yo simplemente creo somos atletas que acostumbramos el sufrimiento como parte de la carrera, como parte de nuestro cuerpo, como parte de nuestro pensamiento. En un 100 no hay rivales, los rivales son los 100 kms y las múltiples formas en que se representa el sufrimiento... calambres, cansancio, mareos, complementos de nuestros cuerpos por un día pero enemigos de nuestras vidas.

Pero respondiendo a nuestra pregunta diré que la satisfacción tras acabar una carrera de 100 kms, es lo más grande que un deportista puede sentir, olvidando clasificaciones o registros. Por eso hoy, no hablaré de mis 7 h. 17 m. 50 s. en Santa Cruz de Bezana ni de mi 5º posición en dicha carrera. No hablaré de mi repetido error de planteamiento, ni de los movimientos en carrera, ni del circuito, del tiempo ni del lugar. Simplemente quiero hablar de esta nueva balanza. El dolor y sufrimiento durante la carrera en un lado de la bañanza y la satisfacción de acabar en el otro lado.

Mi balanza es hace tiempo que siempre tiene más peso en un lado que en el otro, entiendo el sufrimeinto como un compañero, como algo normal, acostumbrado creo que es todo mental, todo solucionable mentalmente. Es como quemarse y sentir el dolor más grande de tu vida, pero retener el dolor pensando en todo lo contrario a ese dolor: algo feliz ¿quizás? y en aquel momento lo más feliz es la meta. Por lo tanto, mientras corres sufriendo como nunca sólo hay que pensar en la meta y en que vas a llegar a ella. No importa como lo hagas, como llegues, como estés, cuando lo hagas, ni siquiera importa quien va delante o detrás.

Y llegas a esa meta, tras recorrer esos 100 kms, pueden parecer muchos, pero cuando acabas tus piernas están tan acostumbradas al sufrimiento, descubres que aun puedes dar un paso más, que aun puedes correr un poco más, que aun puedes hacer muchos más kms. Y ahí nuestra satisfacción, la satisfacción de todos esos locos acostumbrados que acabamos un 100. Descubrimos que somos valientes pero creemos que podemos ser lo más. Pero, ¿cuanto más?

Y esas piernas doloridas, esos músculos y huesos cansados, esas ampollas, esas rampas musculares, esos mareos, esas preguntas sin respuesta, esa hambre foraz, ese sufrido cuerpo te da las gracias cuando llegas a la meta de un 100, te las da por que sencillamente le quitas de golpe esos malos adjetivos que nos acompañaban durante la prueba. Y las gracias aparecen en forma de felicidad, de éxtasis final, al que nunca me he acostumbrado, son ganas de llorar de felicidad, de abrazar a todo el mundo, conocidos o desconocidos, de mirar esa gente que te llamo loco pero te ven feliz como nunca. Por que no creo que haya ninguna persona más feliz en acabar una prueba, que aquel que acaba una carrera de 100 kms.

Felicidades sufridores.

jueves, 6 de octubre de 2005

Desarrollo histórico de la fotogrametría

Desde que en 1816 el científico frances Nicéphore Niepce obtuvo las primera imágenes fotográficas, muchas ciencias se han aprovechado del desarrollo de la fotografía y la han adoptado como su centro de estudio. Profundizar en el desarrollo histórico de la fotogrametría sin hurgar en la historia de la fotografía, sería negar la importancia de una para la otra.

Aunque la fotografía más antigua que se conserva es una imagen obtenida en 1826 con la utilización de una cámara oscura y un soporte sensibilizado mediante el empleo de una emulsión química de sales de plata, la fotografía, tal como la conocemos hoy, no se dio por el mero azar o por un descubrimiento fortuito, sino que fue por la acumulación de conocimientos de estudiosos a través de décadas; por ejemplo, la cámara oscura usada por los artistas en el siglo XVI como ayuda para realizar sus bocetos, o como en 1724 Johan Schultze descubre la sensibilidad de la luz del nitrato de plata. De esa forma es que Niepce inicia sus investigaciones a la par de otros investigadores que desarrollaron métodos para la obtención de imágenes. Pero fue en 1888 cuando Eastman Kodak Company, dirigida por la mente brillante de George Eastman, comercializa la primera cámara comercial, la “Kodak 100 Vista”, que hizo accesible a cualquier persona la fotografía. No es hasta 1930 que las emulsiones de fotos a colores se comercializan, aun cuando James Clerk Maxwell había logrado en 1861 la primera fotografía en colores; la fotografía digital inicia su carrera en el año de 1969, cuando Williard Boyle y George Smith diseñan la primera estructura básica del primer CCD (Charge Couple Device [Dispositivo de Carga Acoplada]) y en 1990 es cuando aparece la primera cámara digital.

La fotogrametría aérea inicia mucho antes de que existieran la aviación o que se intentara la toma de fotografías desde globos o dirigibles, ya que los primeros intentos de tomas se hace desde laderas escarpadas; a algunos les sorprendía la similitud entre los mapas y estas fotografías. Es en 1897, cuando el austríaco T. Scheimpflug comienza su trabajo sobre rectificación, técnica que con el correr del tiempo adquiría gran difusión, al punto que en su libro de 1968 Finsterwalder la considera como “el procedimiento más difundido de la Fotogrametría”. Scheimpflug no se conformó sólo con la rectificación, que era un procedimiento que no reconstruía el relieve y, en 1898, sentó las bases de la idea de la proyección doble. En 1915 Gasser, con las ideas de Scheimpflug, construyó su Proyector Doble, que puede considerarse como el primer aparato restituidor apto para fotografías aéreas con buen funcionamiento.

En el año de 1900 se sacan a la venta los primeros equipos ópticos, que constan de dos proyectores que permiten reproducir la forma del haz de rayos congruentes con los del instante de la toma mediante analogías físicas. En 1930 inicia la era óptico-mecánica cuando las casas constructoras, Wild de Suiza por nombrar una, construye equipos como el A7.

La Fotogrametría Aérea adquiere con los aparatos restituidores analógicos una rápida difusión. A pesar del precio, en general elevado, las fábricas, principalmente europeas, los producen en gran número y los comercializan en todos los rincones del planeta.

Con el advenimiento de la computación la era analógica pierde vigencia, ya que los cálculos por computador se hacen a altísima velocidad. Sin embargo, la transición de la fotogrametría analógica a la analítica fue particularmente lenta. Durante muchos años coexistieron procedimientos analógicos y analíticos. En la década de 1960 el restituidor analítico, cuyo creador fue el ingeniero geodesta finlandés Uki Helava, tenía un costo prohibitivo. Sólo en los años 80 los precios de los restituidores analíticos comenzaron a parecerse a los de los analógicos.

Y desde 1990 se inicia la popularización de la fotogrametría digital, cuando la barrera existente entre los procedimientos digitales y la fotogrametría comenzó a entrelazarse y da comienzo una transición que, al igual que las otras, al principio no resultó demasiado agresiva puesto que los nuevos procedimientos estaban muy influenciados por la tecnología anterior, siendo en los últimos años, el avance de los procedimientos digitales la norma.

martes, 4 de octubre de 2005

Dirección de R

Luis Barquero
7339 NW 54 ST SUITE CR-487
MIAMI, FL 33166
United States

sábado, 1 de octubre de 2005

HAGAKURE: frases seleccionadas

Hace unos días en leí Isopixel un post excelente sobre “La crítica de los demás” del libro HAGAKURE. Me picó la curiosidad y busqué el libro en formato electrónico para echarle una ojeada. Luego de algunos pasajes puede comprobar los muy buenos consejos para el vivir diario, lecciones para situaciones que uno normalmente no aborda de la manera más correcta.

Como referencia, este libro es una guía para los Samuráis, se expone la vía del guerrero, cuyos preceptos filosóficos y ética trascendental presentan al Bushi. Bushido es la aceptación total de la vida, vivir incluso cuando ya no tenemos deseos de vivir.

Como ando buscando guía, propongo algunos pasajes para ello:

Las decisiones importantes deben ser tomadas con calma

No animar a un hombre porque ha cometido un solo error, es impedir que mejore. Si un hombre, que ha flaqueado una vez, muestra, por una conducta irreprochable y conforma a reglas, que lamenta sinceramente su error, es eminentemente útil a su Señor. Siendo así, animadlo.

Entonces, uno de los presentes dijo: ‘¿Asumís la responsabilidad de tal decisión?’
Dio esta respuesta: ‘Lo avalo porque sé que se ha equivocado una vez. No se puede conceder confianza que no ha cometido jamás errores’.

El señor Naoshige dice también: Si uno se lanza sin vigor, siete de cada diez acciones no llegan a término. Es verdaderamente difícil tomar decisiones en estado de agitación. Por consiguiente, si sin ocuparse de las consecuencias menores, uno se enfrenta a los problemas con la mente afiliada como una navaja, siempre se encuentra la solución en menos tiempo del preciso para hacer siente soplos. Hay que considerar los problemas con calma y determinación.

Mirando con el ojo de la compasión, no hay nadie que no merezca se amado. El que ha pecado debe despertar todavía más nuestra piedad”.