Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

miércoles, 28 de marzo de 2007

Review del iPod Shuffle 2G ¿Complemento del Treo?

Luego de mucho tiempo en este mundo de gadgets y como observador lejano de varias generaciones de reproductores de música, por fin he podido utilizar el hermano menor en la familia de Apple: el iPod Shuffle 2G en color gris.

Con algunas cosas soy muy reticente no sé exactamente por qué, llevaba años resistiéndome a la moda de los iPods, sin embargo, hace unos días sucumbí a sus encantos. Siempre vi a los iPods como objetos sobrevalorados, me parecía excesivo pagar cientos de dólares por aparatos con la única y exclusiva función de reproducir música en formato digital; eso sí, con un diseño increíble y una interfase muy interesante y revolucionaria (en su momento). Otros reproductores me parecían mucho más completos y baratos basándose en sus características técnicas, como radio FM, grabación de voz, mucho más espacio o la misma manera en que se almacenaba la música (en forma de llave de memoria, lo que permite una doble función para llevar archivos de todo tipo). Y no crean que mucho de lo que pienso ha cambiado, no compraré un iPod "grande" hasta que se dignen a meterle una radio AM/FM, WiFi o bluetooth, pero no es lo mismo que te cuenten lo bueno o malo que es un producto, que usarlo; esto último es lo que he hecho y ahora puedo dar opiniones más fundamentadas que antes.

Otra de las razones por las que nunca usé iPods, era porque mis PDAs cumplían con la tarea. Actualmente mi Treo 680 lo hacía con total soltura y no tenía que cargar más que con él. El pequeño inconveniente fue que se me perdió el adaptador que convierte de 2.5 mm a 3.5 mm la entrada de audio del Treo y con el cual podía usar cualquier audífono. Conseguir tal adminículo es tarea imposible en mi país y traerlo de internet es caro y lento. Sopesé la opción de traerlo o de comprar un reproductor que hiciera las labores de manera independiente y efectiva sin depender de la escasa batería del 680. Y como tenía al alcance un iPod Shuffle, dije: pues probemos para ver qué tal, además, el precio de $80 me parecía razonable.

Lo que más me llamó la atención del Shuffle fue su tamaño; definitivamente ese fue el factor que me hizo decantarme por él (igualmente las 12 horas de batería). Lo que menos me gustaba era, sin duda, la carencia de una pantalla que permitiera administrar efectivamente las música que quisiera reproducir. Al final me ganó mi yo consumista y gadgetólogo (qué palabreja) y me di a la tarea de probar el famoso iPod.

Lo primero que hice fue buscar en Google algunos reviews que me permitieran saber qué aparato compraba exactamente. Busqué primero en toda la web y luego acoté la búsqueda a sitios en español para darme cuenta, muy gratamente, de la gran cantidad de regulares, buenos y excelentes reviews que populaban. Me centré en los escritos en nuestra lengua, siempre serán más cercanos a nosotros. Cada uno de ellos hablaba maravillas del pequeño reproductor, aunque muchos hablaban de problemas entre el Windows, iTunes y iPod Shuffle, en ese orden, nunca le he tenido miedo a los problemas (con Palm son pan de cada día) y desempaqueté el reproductor (que por cierto costó lo suyo, con esos plásticos exteriores necesitas un cuchillo de carnicero).

Lo que más me llamó la atención fue el tamaño, una cosa es ver algunas fotos y otra cosa muy distinta tenerlo entre las manos. El diseño efectivamente es espectacular, único y eso vende sin duda. El empaque es perfecto y la cuna una belleza. Los audífonos en color blanco no me terminan de gustar, son demasiado suceptibles a ensuciarse, pero cumplen sin sobresalir, con un sonido lleno de bajos y agudos correctos.

En unos minutos bajé el iTunes de internet (no viene ningún CD con el Shuffle), lo instalé y eché andar. Conecté el Shuffle y lo reconoció sin problemas, no obstante, la sincronización es errática ya que emergía una ventana con la unidad F: y el iPod como unidad de disco que aparece y desaparece sin explicación alguna; Apple tiene que mejorar la sincronización con Windows, porque en Macintosh, por lo que he leído, no ocurren estas cosas. Por lo demás todo bien. Nunca había usado el iTunes, ya que con el Winamp me apañaba bien; debo admitir que me gusta mucho su filosofía de trabajo, sin embargo, como punto negativo, consume demasiados recursos. Todavía estoy en proceso de aprendizaje, pero siento al iTunes un software bien pensado para su tarea. El poder calificar las canciones, la columna donde te dice cuántas veces se ha reproducido una canción y la fecha, las listas inteligentes, como las 25 canciones más escuchadas, etc, me parecen opciones muy útiles.

Como nunca había tenido un reproductor de música no tengo punto de comparación, pero llevo años de usar mis PDAs para tales menesteres. La Treo 680 hacía bien el trabajo, pero el PTunes es algo lento al iniciar y era un poco engorrosa la tarea de mantener actualizadas las listas de música, además, la entrada de auriculares del Treo es un poquitín delicada.

Lo positivo es ahora el Treo no sufre tanto y llego al final del día con suficiente batería, puedo destinar el espacio de la SD a la Wikipedia (que ahora pesa casi 700 MB), puedo usar cualquier tipo de audífono con el iPod sin miedo a perder adaptadores, puedo salir a correr y hacer deporte con el iPod, cosa que el Treo era imposible (y casi que con cualquier reproductor) gracias a que puedo engancharlo con el clip, el sonido del iPod definitivamente es superior la 680 tanto por calidad como por potencia, el tamaño es increíble y uno no se da cuenta que lo anda encima. Negativamente sólo puedo reclamar la falta de pantalla y que no se puedan tener listas como en el PTunes. También, y es una ventaja que dan las pantallas táctiles, es que en un podcast que son archivos generalmente largos (40 minutos o más) se puede adelantar la canción al punto donde uno quiera rápidamente.

Como conclusión, realmente el iPod Shuffle es un excelente complemento del Treo, por el tamaño, la duración de la batería y el sonido. Aunque tener el todo en uno y no cargar más que el Treo es funcional, en un Treo 680 la batería puede no llegar al final del día y si se pierde el adaptador puede resultar en un gasto de dinero, además de esperar por él si se trae de internet, a eso hay que sumarle la delicadeza de esa entrada (en el Treo 650 es muy conocido).

iPod Shuffle: muy recomendado como complemento del Treo.

1 comentarios:

Aguila1808 dijo...

Excelente reflexión.En efecto, el ipod es el complemento ideal de un Treo y de cualquier PDA. En lo personal, a mi nunca me gustó utilizar la PDA como reproductor portátil de música... Si bien la PDA es capaz de hacerlo sin problema, soy de los convencidos de que cada dispositivo tiene su cometido en particular y ese es el caso del iPod... Como reproductor de música y bajo mi muy particular punto de vista, no tiene rivales, por más que la gente diga lo contrario.

Y si, en efecto, lo que no me gusta NADA del Shuffle es la ausencia de pantalla donde puedas manipular la música que deseas escuchar...

Felicidades por la adquisición y verás que pronto sentirás la "necesidad gadgetológica" de hacerte de uno de mayor capacidad....

Saludos