Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

lunes, 1 de octubre de 2007

Review del Nokia e61 (I)

Ahora le toca review al celular de Nokia e61, un terminal que me ha dejado un gran sabor de boca, y al cual sólo por algunos detalles no cambio por el Treo 680.

Creo que en el futuro el cambio definitivo será por el e61i, un gran terminal (un poco caro), pero que tiene depurados los puntos débiles de su hermano menor inmediato (aunque sin pantalla táctil).

Luego de mi paso por el HTC s620, que probé por un mes completo, y que usé como mi celular de cabecera, tuve posteriormente la oportunidad de probar este terminal que en general tiene lo que me gusta: teclado completo, un sistema operativo (OS) de verdad y capacidades avanzadas para aprovechar mi conexión GPRS ilimitada (un navegador web decente, email POP3, mensajería, etc.).

Mi curiosidad para con este equipo era probar el Symbian, un OS del cual he escuchado muchas cosas buenas y malas: mientras hay algunos que lo aman, hay otros que lo odian. Yo no me ubico en ningun bando, aunque la verdad no esperaba tanto de él, y creo firmemente que con algunas
mejoras podría ser un gran competidor del Windows Mobile (WM), si logran mejorar las funciones de agenda (PIM) y la sincronización con el Outlook, dos de sus puntos débiles.

El acabado del Nokia e61 no es tan bueno como el del HTC s620 o Palm Treo, la verdad lo siento un poco tosco y muy cuadrado. Pensé que era más pequeño y delgado, pero es grande y bastante ancho, pesado no tanto, pero no es tampoco liviano; siento que este terminal no entra por los ojos, sino por sus funciones y capacidades. El acabado metalizado tampoco es muy bueno, no se siente muy bien en la mano y, definitivamente, en eso el s620 gana mucho puntos y el Treo, a pesar de su anticuado diseño, tiene un tamaño manejable y su problema es la gordura.

El Nokia tiene una pantalla bastante buena, que se ve aceptablemente bien a la luz del sol y en interiores se ve perfecta. La resolución, sin ser espectacular, hace que todo se vea claro y con una calidad aceptable. El tamaño de la pantalla es un punto fuerte, ya que al ser tan ancha, hace que se vea más información que en el Treo por ejemplo. A esta pantalla se le puede ajustar el brillo y eso es de agradecer cuando se quiere ahorrar batería; hago la acotación por el s620 carece de tal funcionalidad.

El teclado es un punto fuerte del e61, ya que es amplio y de tacto firme. No sé si es por mi costumbre al teclado del Treo o qué, pero no me siento tan suelto y rápido a la hora de escribir con el Nokia; quizás para los que tenemos los dedos flacos el Treo sea más cómodo y para los de dedos gordos el e61 sea mejor, lo cierto es que en mi caso, prefiero las teclas un poco más juntas para ganar velocidad. Las tildes son un punto flaco del teclado, ya que hay combinaciones de teclas y pulsaciones extras para llegar a escribir una tilde y, lo que es peor, no todas las tildes se hacen de igual manera, ya que en algunas hay que hacer dos pulsaciones y en otras tres.

La principal forma de controlar al aparato es mediante un joystick de cinco direcciones que a mi no convence, con el pasar de los días uno termina acostumbrándose, pero prefiero los pads. El problema es que a veces siento la pulsación central un poco difícil de ejecutar y la precisión en general no es muy buena.

Este Nokia tiene seis botones, en esto es parecido a otros terminales, los de colgar y contestar, dos debajo de estos y otros dos alrededor del joystick que no se pueden personalizar (al menos no nativamente) . Para encender el celular tiene un botón en la parte superior que también funciona para manejar los perfiles: en silencio, solo vibrador, normal, reunión, etc. donde también se puede apagar el teléfono. A la par de este botón tiene un led algo tosco que, según he podido constatar, solo sirve para indicar que el e61 se esta encendiendo, nada más. Al lado izquierdo tiene los botones para subir el volumen del teléfono y otro para activar la grabación de voz. En general no tiene tantos botones y eso está bien, porque terminales como un Cingular 8525 que usé hace poco, tenía al menos una docena; demasiados.

El WiFi es perfecto y tiene buena potencia, para encenderlo resulta un poco extraño, ya que sólo se enciendo cuando se lanza un programa que haga uso de él y no antes; en el s620 y demás aparatos el WIFi se enciendo o apaga al antojo del usuario, el el e61 se enciende cuando se necesita y se apaga cuando se sale del programa, así de sencillo. En terminos generales no se necesita saber nada de redes inalámbricas, ya que no hay que tocar nada para que usar el WiFi, con lel password es suficiente.

El bluetooth va por el mismo camino, y no es necesario encenderlo y apagarlo, ya que sólo se enciende cuando se necesita (aunque da la impresión de estar siempre encendido), y la única forma que tuve de probarlo fue pasando archivos entre terminales.

Un punto muy fuerte del e61 lo dejo para la próxima, como la batería, el parlante, la multitarea y el funcionamiento en general del Symbian OS, definitivamente los puntos donde resulta ganador frente a cualquier otro terminal que haya usado.

1 comentarios:

Rock35 dijo...

Lei con mucha atención los reviews del Nokia e61 y del HTC S620, comparto su aprecio por el Palm 680, lo tengo desde Octubre del año pasado y debo decir que es un excelente aparato, lo unico que me haria falta para que sea perfecto es el WiFi.
Concuerdo que ahora están saliendo excelentes aparatos al mercado, tales como los HTC y los Nokia, pero siento que todavia no le llegan al Palm Treo, es un aparato demasiado versátil, confiable y sólido como para que lo sobrepasen asi de fácil. Aunque si creo que esto mismo puede ser un problema.