Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

martes, 9 de marzo de 2010

Metallica, según Pneuma

(Lo reproduzco para guardarlo para la posteridad: http://www.vueltaenu.co.cr/index.php?option=com_content&task=view&id=11992)

Pneuma siempre ha sido un grupo con una suerte extraña…desde que comenzo en forma, hace unos siete años (antes de eso, era un intento de grupo, totalmente amateur y casi un hobbie), ha tenido una mezcla entre buena y mala suerte. Aunque más de la última…

Siempre medianamente respetados en la escena underground, siempre medianamente conocidos en la escena del rock nacional, hemos sido ese grupo que la gente sabe que existe, no sabe quiénes son los integrantes, nos han visto en uno o dos chivos y generalmente ha sido gustado y respetado sin ser de esos grupos reconocidos o refamosos. Sí hemos tocado unos 200 conciertos o más en nuestra carrera en cuanto lugar se imaginan, sí fuimos a Panamá a tocar, sí tocamos fuera de San José y sí tenemos bastantes fans, pero siempre todo había estado en un punto en donde las cosas estaban a punto de moverse mucho pero, por diferentes razones externas o internas, no habíamos tenido la oportunidad de ser conocidos por una gran cantidad de personas. Por cierto, este es el caso de casi todos los grupos de la escena metal y rock nacional…


Fotos: Cortesía de Pneuma.
Bueno, de vuelta…es lunes 1° de marzo, estoy en mi casa viendo la nueva pelicula de Almodóvar y en eso oigo una llamada…estoy medio resfriado, de mal humor y ya sin esperanza de abrirle a Metallica, no quiero contestar. Después de unos segundos de mal humor veo el teléfono, sale el nombre de la persona de EVENPRO que me había contactado 22 dáas antes para pedirme material del grupo porque eramos uno de los considerados para abrir el concierto. Contesté y a las 10:20 p. m. en una casa en Curridabat sonó un alarido que probablemente despertó a los vecinos cuando me dijeron que fuimos escogidos para el concierto.

Después de despertar a mis familiares me monté en el carro y fui directo a hacer lo que prometí : pasé donde Norman, el baterista; luego donde Vega, mi primo y el otro guitarrista; llamé a Marco, nuestro exguitarro y actual mánager, y todos nos fuimos a donde Tony, nuestro cantante y bajista. Despues de gritar por todo San José como animales, nos fuimos a celebrar a Tvanz y Sand con amigos y a dormir…no lo podiamos creer… gritábamos y movíamos la cabeza oyendo Master of puppets a las 4 a. m. en Sand…todo perfecto…¿o no?

Todavía no: el día siguiente fue como un baldazo de agua fría…nos cayó ya, a nivel general, que ibamos a tocar frente a más de 20 mil personas, que ocupabamos el mejor equipo posible y que ocupabamos ensayar como locos… después de la conferencia de prensa, que fue algo demasiado tuanis y casi irreal –el estar ahí y ser nombrados junto a METALLICA, SÍ, METALLLICAAAAAAAAAAAAAA, fue como un sueño– después nos fuimos a comer a Denny's para celebrar y de ahí comenzó uno de los días más complicados, bizarros y estresantes de nuestras vidas... lo voy a resumir así:

“Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, ocupo un ampli tuanis, ¿a quién llamo?, ¿qué putas hago?, ¿dónde ensayamos? Tengo 76 llamadas perdidas y 43 mensajes de texto…, tenemos que ensayar demasiado, tengo que llamar a mi trabajo a decir que no puedo trabajar esta semana, ocupo dos guitarras más y las de repuesto, y, ¿si nos pelamos el …,? ¿cuánta gente podremos meter en el backstage?, ¿vamos conocer a Metallica?, ¿Ahora qué? aaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, Metallicaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”


Ok, después de eso nos encerramos a ensayar todos los días sin parar, tuvimos la atención de casi todos los medios del país (lo que se sintió muy bien y no siempre pasa, al menos de que suceda lo que nos pasó a nosotros), tuvimos que hacer entrevistas, llamadas, pedir cosas prestadas a la gente de Akasha, Time's Forgotten, alquilar equipo profesional, no dormir, estresarse, sentir la presión… llegó un punto en estos días en donde ni siquiera pensabamos en ver a Metallica, más bien solo estabamos centrados y concentrados en tocar bien, dar la talla por el país, por el grupo, por los amigos y familiares que nos han oído por años decir “Un dia le vamos a abrir a Metallica” o “Un dia tocaremos en un estadio” etc, etc…

Después de estos días, de miles de cambios de equipo, de miles de decisiones que tomar, de decenas de entrevistas (lo cual debería pasar más…para todos los grupos nacionales, valemos la pena la gran mayoria…) finalmente para el viernes en la noche estabamos listos, amarrados con el mejor crew posible: Andrés Sequeira como sonidista, Juan Carlos Pardo de drum tech, Leo Valverde y Pablo Chang como Guitar Techs, y la asistencia con el equipo de Luiz Gúzman y Manuel Quesada. Finalmente descansamos, ese día nos fuimos de fiesta otra vez, 4 a. m. en Latino Rock, sonreíamos, estábamos listos…

El sábado fue un día particular, nadie se quería ver, yo en mi casa pase de mal humor y estresado, en la noche nos reunimos para decidir algunas cosas de la mesa de monitores y finalmente todos para su casa, nadie salió, nadie tomó, nadie trasnochó… el dia siguiente era el día más importante en nuestra carrera como músicos y como personas también.

El dia "M"

Ese día quedamos de vernos en Audioarte, en donde ensayamos toda la semana para el concierto, el grupo y el crew. Todos llegamos y después de montar chunches nos fuimos juntos en una buseta que alquilamos: Luichi se habia ido desde las 7 a. m. con la batería y el resto del Backline de Ampeg y Mesa Boogies Triple Rectifier que sonaban a Dios o al Diablo, según usted lo quiera ver. En el bus el sentimiento era raro, una mezcla entre emoción, confusión, tensión y miedo a lo que ibamos a enfrentar, algo totalmente diferente y nuevo. Esto era totalmente de verdad.


Con Mastodon.
Llegamos al estadio…sí…ibamos a tocar en un ESTADIO. Nos topamos con miles de personas haciendo fila: mientras metíamos la buseta, todos decidimos no hacer bulla ni saludar para evitar una mala vibra o algún tipo de broma pesada sobre nosotros, ya que eramos el grupo que le iba a abrir a METALLICA, eso podía crear cierta mala nota, y ganas de “jodernos” por el hecho de que teníamos una responsabilidad gigante, como lo decia Chang : “se metieron en una camiseta de 11 clavos, no varas…clavos”, pero ahí fue donde comenzamos a sospechar algo, pues la gente mas bien nos saludó y eso se sintió bien.

12 m. Entramos al estadio, vimos al crew montando los toques finales del escenario, nos dieron nuestras identificaciones, vimos en el horario nuestro nombre a 10 cm. del de Metallica, entramos todos como locos, nos dieron un hielera con bebidas y algunas comidas, esto fue muy importante para nosotros aunque no lo crean…nos trataron bien…nos dieron de comer, nos dieron un toldo para nosotros…a 20 metros de donde iba a estar METALLICA. Gracias Evenpro y a todo el crew de Metallica.

Después de acomodar las guitarras y cosas, todos nos fuimos al estadio, increíble ver esa tarima, ese sonido, ese espacio libre…parecíamos carajillos en Disney, tomando fotos por todo el estadio, brincando, haciendo feo (como nos cuesta) felices, de alguna manera o otra nos sentíamos como en casa…por primera vez en nuestras vidas eramos parte de lo que habíamos soñado, eramos parte del metal, del rock, del concierto…todos deciamos "podriamos vivir así todos los días".

Lo teníamos enfrente, lo veíamos, veíamos las guitarras de Hetfield, batera de Lars a un metro, conocimos al Road Manager de METALLICA, la gente nos saludaba, nos dejaban pasar, podíamos entrar, no nos hacían mala cara, no nos echaban: éramos parte de un show con ellos, otra realidad. Como soñando, se sintió muy bien no ser tratado como menos, sino como parte del show, y ese respeto se mantuvo todo el concierto, inclusive en conciertos pequeños acá muchas veces eso no sucede. Deberíamos aprender de la humildad y buena vibra de la gente que esta en ese nivel.

Cuando eran las 3 p. m.nos empezamos a poner nerviosos, MASTODON…SÍ, MASTODOOONNNNNN AAAAAAAAHHHHHHH... uno de esos grupos tan buenos que han salido en los ultimos años en Estados Unidos, no había terminado de hacer su prueba de sonido y la gente estaba ya entrando…eso significaba que teníamos que hacer prueba con la gente enfrente, miles de personas, entre ellas gente que llevaba días durmiendo afuera y pues antes de semejante concierto, podía hacernos víctimas de algun “monedazo” por simple entretenimiento o cansancio.



Entramos a la tarima, ya había unas ocho mil personas adentro, o más. Comenzó la prueba había un poco de tensión en el ambiente, pero eso se acabó en unos segundos, cuando salimos con nuestros instrumentos y nuestro crew: la gente no gritó, nos vio y se sintió la buena vibra, algunas decenas inclusive levantaron los brazos saludando.

Leo, mi guitar tech y excelente guitarrista de Time's Forgotten, comenzó a probar mi guitarra; Chang estaba con la guitarra de Vega, y Tony probó el bajo, ante esto la gente aplaudió. Cuando Norman tocó la batería con doble pedal, la gente comenzó a gritar al ritmo de la misma, en ese momento todo el nerviosismo y miedo se convirtió en energía y ganas de tocar. Terminamos la prueba y todo perfecto, la gente aplaudió un poco mientras seguían entrando centenares de personas. Salimos felices, ahora sí a disfrutar, bueno, más o menos, todavia la nervia estaba presente.

Las siguientes dos horas, vimos a METALLICAAAA entrar y a MASTODONNNNNN, conocimos a los de Mastodon, sumamente humildes y nos desearon un buen show y se tomaron unas fotos con nosotros…todo iba cada vez mejor.

La íltima hora fue borrosa, ya estabamos mentalmente en la tarima. A las 5:45 p. m. decidimos subir detrás de la tarima, ya no podíamos aguantar más, entonces comenzamos a preparar más, aunque no lo crean el miedo no era tan grande, era mas las ganas de entrar a tocar, el crew de Metallica nos dijo que después de las 6 p. m. podíamos entrar a tocar de una vez, decidimos hacerlo casi en punto de las 6. Salimos y cuando hice un ritmo para probar la guitarra el publico aplaudió, una sonrisa estaba en mi cara…Norman, Tony y Daniel estaban felices; Marco Sansonneti, nuestro mánager, sonreía con una cámara; Leo, Chang y Pardillo también, todo listo, comenzamos.

Nos recibieron como pocas veces esperabamos, la gente gritaba, levantaba los brazos, gritaba al ritmo de algunas secciones de la primera cancion Control, todos estabamos con la cabeza en otro lado, no sé donde, pero era un buen lugar, un lugar que desearía visitar todos los días de mi vida, y se que muchisisisisísimas personas también. Y por supuesto, sepan que todos nuestros amigos de bandas de rock, metal, etc, todos queremos un chance así…ojalá se den más chances así para más y más bandas.


Cuando terminamos la segunda cancion oímos algo impresionante: la gente coreando “oeeeee oeeeee oeeee ticoooooooossssss”... casi me pongo a llorar…y sé que Tony también. Comenzamos la tercera y la armonización entre Vega y yo sonaba como nos lo habíamos imaginado cuando hicimos la cancion. Sonreímos más.

Cuando terminamos la ultima canciónn Dethroned, la del video que estrenamos esta semana, estabamos ya felices, confiados, nos sentíamos que habíamos cumplido bien la faena, y dando la cara, representando al metal tico…orgullo, felicidad, y cero miedo, de verdad no lo da… nos preparamos tanto que estabamos tranquilos, dimos el 100% que teníamos y pues nos arriesgamos. Tratamos de dar la talla y humildemente creo que dio frutos.

La suerte de Pneuma después de años de tocar, ensayar, grabar un EP, un disco que no salió y el próximo que saldrá en mes y medio, de pelearnos, de cambiar de alineaciones, de dejar de ver amigos, de que mucha gente nos dijera que mejor dejaramos de tocar y hicieramos algo “de verdad”, de la gente con mentalidad cerrada que cree que solo haciendo las cosas "normales" se puede tener exito, despues de todo eso, la suerte de Pneuma había cambiado… en parte se sentía justo…estos siete años no han sido facil y menos cuando uno es guiado por una pasion por la música, por el metal sin muchas recompensas.

Lo mas impresionante de todo fue el final, la gente coreaba de nuevo el himno de “oeeee oeeee oeee ticooos” y para cerrar con broche de oro, muchísima gente de gramilla estaba pidiendo otra... PIDIERONNNNN OTRAAAAAAAAAAAAAAA!!!, eso no lo esperabamos jamás…eso nos dio la seguridad de haber cumplido con el país, al país que le gusta el rock, que le gusta la música, que quiere que todos surjamos, que le gustan los sueños y que cree que se puede dar la talla en cualquier lugar del mundo, en cualquier área que queramos… ese país me gusta…no el otro, el serruchapisos, el envidioso, el sucio, el rata, el vivillo, el pedante, el que quiere ver a sus compatriotas humillados, el que nada mas quiere encuadrarnos en un formato y hacernos creer que las cosas buenas no pasan al menos de que obedezcamos y sigamos un camino estandar sin riesgos, sin miedos, sin sorpresas…


Fotos: Cortesía de Pneuma.
Salimos de la tarima felices y nos abrazamos, ahora sí, a seguir, a seguir y a seguir. Si algo les puedo decir que me dejó esto es que nunca nos conformemos, siempre busquemos todo lo que queramos, sí puede salir maes, en serio, y ojo que odio a Paulo Cohelo, y sus libros son lo peor, nosotros estamos claros de que decenas de musicos del país querían la oportunidad que se nos dio, sé que más de uno nos odiara probablemente, jeje…pero nada más puedo decirles a todos SIGAMOS TODOS, NO PAREMOS, NO DEJEMOS QUE NOS BAJEN Y QUITEN LAS METAS QUE QUEREMOS, la suerte siempre cambia, si a nosotros nos pasó esto, a muchas bandas más le pueden tocar cosas similares.

Que más... si no le gusta su brete, cámbiese; si se lleva mal con su novia o novio, termine; si no tiene sueños, busquelos; si se siente aburrido, entreténgase, en fin…no paremos, SIGAMOS con confianza.

Para terminar, despues nos tomamos fotos con los de Metallica: fue increíble estar con ellos, después de haber visto sus videos, sus discos, leer entrevistas, saber su historia. Además se nos dijo que James estuvo durante todo el concierto de nosotros atrás del stage, oyendo y que le gustó mucho, ustedes saben qué significa eso para uno: sí, exacto, todo.

Los de Metallica son excelentes personas, exactamente como se los imaginan, buena gente, bromeamos un poco con ellos y nos tomamos una foto…increíble. Después de esto éramos uno mas de ustedes, nos fuimos a meter a gramilla, y darnos de patadas en Blackened…

Totalmente felices… GRACIAS. Y nada más puedo decir a las productoras de eventos y conciertos que tengan confianza en los grupos nacionales, todos queremos tocar ahí, y daremos la talla... van a ver.