Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

La tarea jerarquizar a los personajes de Lorenzo y Pepita es difícil. Aunque la pareja protagónica es sin duda la más importante dentro de la tira, los demás personajes que giran alrededor tienen un peso muy similar ya que todos aparecen más o menos con la misma frecuencia.

Aunque se puede esgrimir que los cinco integrantes de la familia Parachoques son los de mayor importancia, también es cierto que el jefe, el cartero y el cocinero son parte del quehacer diario de Lorenzo y es, de cierta manera, la forma que el autor muestra la personalidad del personaje.

Hay algunos personajes que, aunque tienen apariciones más esporádicas, como los mejores amigos de la pareja Parachoques, el vecinito Elmo o Cora, la señora del jefe, su peso radica en la importancia que tienen para la tira y las situaciones diarias que generan dando esa identidad que ha marcado el gusto del público por más de 75 años.


Lorenzo Parachoques

Lorenzo es el típico esposo estadounidense con manías, gustos y defectos, que tiene un puñado de personas que le obligan a mejorar y a hacer todo aquello que él gusta. A pesar de todo, dejó toda su fortuna por una mujer que parece ser todo en su vida y a la cual quiere con todas sus fuerzas; su cariño hacia ella es de admirar y nunca pierde un momento para besarla y abrazarla. También es un hombre de familia que quiere mucho a sus hijos y a su mascota, y que prefiere pasar una tarde en casa que haciendo cualquier otra actividad —casi siempre—.

Este personaje físicamente es un poco extraño, parece que sus rasgos característicos están anclados en el año de su creación en 1930. El corte de cabello es muy peculiar, ya que tiene a ambos lados el cabello peinado hacia arriba, un corte que no se utiliza en la actualidad; su ropa no va a rebufo y el corbatín rojo, el pantalón negro, sus grandes zapatos, la faja con hebilla y la camisa de manga larga con un gran botón al centro lo hacen parecer un poco ridículo ante los demás. Físicamente es un personaje flaco y hecho de formas geométricas, con un cuerpo de cuatro cabezas, pupilas grandes y totalmente negras y un tren superior del mismo tamaño que el inferior. Se pude decir que este personaje es poco estilizado y tiene rasgos un poco extraños si es comparado con sus homólogos femeninos dentro de la tira.

Lorenzo es una gran víctima de las circunstancias del mundo que lo rodea. Tiene tres problemas crónicos: los vendedores, corretear el cartero y llegar a su trabajo a tiempo. También le encantan los deportes como el golf, béisbol, boliche, entre otros, y los practica con todo ahínco cuando Pepita no tiene alguna tarea hogareña para él —que no le gustan y de las que intenta escaparse—. A pesar de todo es un hombre bueno, que le justa jugar con los niños, sencillo y un poco obstinado.

A Lorenzo le encanta dormir y lo hace tan a menudo como puede, ya sea en el sofá de su casa, en su trabajo, cuando viaja temprano rumbo a su trabajo en el automóvil con los compañeros o en la cama junto a su amada. También le encanta darse baños de tina y cuando lo hace se pone a hacer otras cosas. Parachoques, aunque tiene un trabajo estable desde hace muchos años, no es lo que se puede decir el modelo de trabajador, ya que no le gusta mucho trabajar y utiliza el trabajo para otras actividades —como las oníricas— y su jefe tiene que presionarlo constantemente para que produzca. Una de sus actividades preferidas es ver la televisión, y cuando hay algún evento importante como el Súper Tazón o un gran partido de baloncesto, no tiene concentración más que para ello; aunque le encantan los grandes programas, eso no evita que pase buena parte del día viendo cualquier cosa para luego darse una siesta. Otro de los distintivos personales de Lorenzo es su gran apetito, y es conocido por sus súper híper mega sándwiches, aunque su gusto no se limita sólo a eso y puede comer lo que sea; es común verlo en la refrigeradora buscando cualquier cosa para comer y sacar desde un pollo hasta postres.

No cabe duda de que este es el personaje más importante de la tira y es el que le da vida a todo lo demás, sin él, Chic Young no hubiese podido hacer de esta tira algo tan popular y exitoso.


Pepita Parachoques

Ella es la hermosa esposa de Lorenzo Parachoques, sin ella su esposo no podría salir de las situaciones en las que se mete; en el matrimonio es bien sabido que si la pareja rema al mismo ritmo el barco avanza raudo hacia el frente, en este caso es así, pero Pepita es la que lleva la voz de mando y la que motiva a su marido para remar al mismo ritmo de ella y lograr llevar la nave a buen puerto.

Físicamente Pepita es delgada, atractiva, rubia, colocha y muy estilizada, es la antitesis de Lorenzo, que no es muy agraciado. Su vestimenta casi siempre deja ver sus piernas, ya que viste con enaguas o vestidos; contrario a su esposo que luce casi siempre de la misma manera, Pepita cambia constantemente, quizás en ese afán del autor de mostrar que las mujeres, en cuestión de ropa, son un mundo muy diferente a los hombres.

Este personaje tiene cualidades que la hacen muy distinta a su marido, casi como polos opuestos, aunque comparten muchas cosas. Ella es tranquila, amorosa, afectuosa, cálida, apacible, dulce, cariñosa, no obstante es cautelosa, estricta con Lorenzo en algunas cosas y trabajadora. Ella tiene un sexto sentido para resolver los problemas que se le presentan, tanto a su esposo como sus hijos y es una excelente ayuda para ellos en las tareas escolares para lo que tiene una gran habilidad. Ella tiene su propio negocio de comida: el Parachoques Catering Service, que sirve comida para fiestas y actividades de similar factura.

Se dice que los polos opuestos se atraen, y eso es Pepita para Lorenzo, ese es quizás el secreto para soportar más de siete décadas de matrimonio, por ese complemento que hay, por el mutuo amor, por soportar sus defectos y aceptar a la otra persona tal cual es.


Julius Dithers (El señor Fernández )

Este es sin duda el tercer personaje en importancia de la historia, por su personalidad tan fuerte, por sus apariciones tan constantes y por la influencia que ejerce sobre Lorenzo. Este personaje podría parecer detestable y hasta un dictador, ya que tanto físicamente como verbalmente parece perverso, pero en realidad en el fondo es una buena persona que, a pesar de los años, siempre busca el lucro y el mayor bienestar para su empresa a pesar de contar con trabajadores tan incompetentes, pero tan significativos como Parachoques; en resumen, no esconde nunca su personalidad y no le intenta caer bien a nadie.

Físicamente es un personaje hecho basado en figuras geométricas, de piernas cortas, pelo canoso, bigote y su cuerpo es de más o menos tres cabezas. Siempre vista con traje en el trabajo que incluye su chaleco, corbata, pantalón, camisa de manga larga y nunca se quita sus anteojos.

Julius es el fundador de la Empresa Constructora J.C. Dithers y a la que dirige con mano dura y pensando sólo en el frío metal: el dinero. Es abusador de sus empleados en todas las formas, muchos lo consideran una persona irascible y mala. Este gran personaje tiene cualidades en su personalidad muy marcadas, como ser tacaño, enojón, poco cariñoso, bravo, disciplinado, frío, calculador, abusador, tirano, entre muchas defectos; pero toda persona tiene una debilidad, ese punto débil es su esposa Cora, a la cual quiere con todo su corazón y la única persona que lo domina y a la cual le hace caso en todo. Cora es su polo opuesto, ya que ella es buena, tranquila y cariñosa con sus semejantes.

Julius siempre está presionando a Parachoques en su trabajo, para que deje de hacer actividades poco productivas, y eso se da porque Lorenzo a veces es muy vagabundo y eso choca con la personalidad de su jefe. Esto le da atractivo a la tira y las situaciones de oficina son usadas continuamente por el autor.


Alexander, Cookie Parachoques y Daisy

No existe un cuarto o quinto personaje de importancia para la tira, sino que a partir de aquí todos tienen un peso muy similar. Como no se hemos visto la evolución de la tira en los 75 años que tiene de publicarse, se presume que la familia Parachoques ha tenido quizás un poco más de significancia que todos los demás, porque se ha podido ver la evolución de ellos en el tiempo.

Alexander es el hijo mayor de la familia Parachoques. Físicamente es idéntico a su padre, sólo que viste con ropa un poco más juvenil. Él no tiene tantos defectos como tiene su padre —quizás porque todavía es muy joven— y es más estable y menos quisquilloso. El deporte es su actividad preferida y es la estrella de en el equipo de fútbol americano y baloncesto, lo que enorgullece a su padre.

Cookie es la hija menor de la familia Parachoques, en apariencia es muy similar a su madre excepto en el pelo un poco menos rizado y en su ropa más juvenil. Es una joven colegial, líder de las porristas de su escuela, se puede decir que es una joven común en todos los aspectos, especialmente en lo referente a los muchachos.

Daisy es la perra de los Parachoques. Aunque no se puede decir cómo es porque no es un personaje humanizado, su importancia es mayúscula, ya que cuando la tira de ambienta en la casa se le puede ver a la par de sus amos; aunque de vez en cuando protagoniza escenas con Lorenzo, como cuando la van a bañar o cuando hace alguna travesura, muy normal en las mascotas. Quizás este personaje no se le toma la importancia que merece, pero siempre está presente y, aunque no está humanizado, sus reacciones y sus gestos están en el límite de lo real e irreal.


Identificación con un personaje

La identificación hacia un personaje fue una tarea sencilla, ya que toda la tira gira alrededor de Lorenzo y su protagonismo absoluto sobre todos los demás personajes, la respuesta era casi superflua.

Lorenzo es una persona que muestra un poco lo que algún día nosotros como jóvenes llegaremos a ser presumiblemente y nuestra del sentido de la vida, y aunque no para todos el fin último de la vida es contraer matrimonio, sí perseguimos una persona con la cual compartir nuestra vida y que nos llegue a querer sin importar mucho lo que haya alrededor de ese amor. Lorenzo deja su fortuna familiar —y una familia que no estaba muy feliz con su decisión— para contraer matrimonio con Pepita; él dispone dejar una seguridad económica absoluta por una relación que pudo no ser buena. La decisión fue la correcta, su vida familiar es tan grata y lo llena tanto que es una persona feliz, con un trabajo no muy bueno, pero que le permite vivir dignamente, unos hijos un poco más cuerdos que él y en apariencia buenos, pero más que eso una serie de personas que le hacen la vida muy feliz, como sus amigos, el cartero y el cocinero, esas personas que llenan nuestro diario vivir de situaciones y que le dan ese sazón a la tira (nuestra vida).

A pesar de ser una persona con muchos defectos, con manías, con loqueras, esa persona puede sobrevivir en un mundo que exige mucho de él, que no entiende sus curiosos gustos y sus glotonería no sólo en lo gastronómico, sino en muchos otros aspectos de su vida. A pesar de su curiosa personalidad, su gran cariño hacia una esposa que lo ama sobre todas las cosas, hacia sus hijos y hacia sus semejantes, como su vecinito Elmo, al cual también le puede dedicar ratos de su vida para jugar, lo hace una persona que muchos quisiéramos ser, buscando siempre el bien para nuestros semejantes sin dejar de ser quiénes somos. Este personaje nos enseña que la vida no es sencilla, que el trabajo puede ser difícil, especialmente cuando el jefe es como Julius, pero siempre se puede se puede poner buena cara ante eso y enfrentar lo malo con positivismo y un poco de holgazanería.

Este personaje representa un poco lo que quisiéramos ser, tanto en lo positivo como en lo negativo, porque a quien no le gusta comer y dormir mucho, dormir en el trabajo y tener una esposa bella y cariñosa, unos hijos buenos e inteligentes y amigos verdaderos; pero por otro lado un trabajo con un jefe difícil e irascible, incómodas tareas domésticas, y el siempre complicado devenir en pareja. Con todo, siempre hay tiempo para cualquier actividad y de ver la vida con positivismo, sin olvidar el gran cariño hacia nuestros seres más cercanos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin duda alguna la familia parachoques son un ejemplo de familia para mi, a pesar de los defectos que puedan tener hay algo bien importante y fundamental para ellos que es la unión, el amor y la aceptación de lo que son y como son.
Son hermosos estos personajes representan la esencia de una familia feliz.

Yoten dijo...

Y cómo se llama el perrito?