Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

domingo, 19 de abril de 2015

Frase del mes

Estamos seguros de que hay vida extraterrestre en algún lugar del universo. El universo es vasto. Que haya vida extraterrestre no es una «cuestión de creerlo». Solo que hay que examinar las pruebas. Y las pruebas nos muestran que el universo es enorme y que existe desde hace muchísimo tiempo. Los seres humanos no estamos hechos de ningún ingrediente especial: nuestros componentes están en todas partes del universo. Así que sería imperdonablemente egocéntrico sugerir que estamos solos en el cosmos.

– Neil deGrasse Tyson, astrofísico.

martes, 14 de abril de 2015

Mejores frases de Eduardo Galeano,

"Quien no se hace el vivo va muerto. Estás obligado a ser jodedor o jodido, mentidor o mentido. Tiempo del qué me importa, el qué le vas a hacer, el no te metás, el sálvese quien pueda. Tiempo de los tramposos: la producción no rinde, la creación no sirve, el trabajo no vale. En el Río de la Plata, llamamos 'bobo' al corazón. Y no porque se enamora: lo llamamos 'bobo' por lo mucho que trabaja."

"Si un libro se puede leer impunemente, no vale la pena tomarse el trabajo. Cuando los libros están de veras vivos, respiran; y uno se los pone al oído y les siente la respiración y sus palabras son contagiosas, peligrosamente, cariñosamente contagiosas..."

"El mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados, y ya sabrá cada quien de qué lado quiere o puede estar..."

"El hambre desayuna miedo. El miedo al silencio aturde las calles. El miedo amenaza: Si usted ama, tendrá sida. Si fuma, tendrá cáncer. Si respira, tendrá contaminación. Si bebe, tendrá accidentes. Si come, tendrá colesterol. Si habla, tendrá desempleo. Si camina, tendrá violencia. Si piensa, tendrá angustia. Si duda, tendrá locura. Si siente, tendrá soledad."

"Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen..."

"A diferencia de la solidaridad, que es horizontal y se ejerce de igual a igual, la caridad se practica de arriba-abajo, humilla a quien la recibe y jamás altera ni un poquito las relaciones de poder."

"La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo."

"No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hi invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo."

"Pobres contra pobres, como de costumbre: la pobreza es una manta demasiado corta, y cada cual tira para su lado."

"Quien no tiene miedo al hambre tiene miedo a la comida. Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados."

"El catecismo me enseñó, en la infancia, a hacer el bien por conveniencia y a no hacer el mal por miedo. Dios me ofrecía castigos y recompensas, me amenazaba con el infierno y me prometía el cielo; y yo temía y creía. Han pasado los años. Yo ya no temo ni creo. Y en todo caso, pienso, si merezco ser asado en la parrilla, a eterno fuego lento, que así sea. Así me salvaré del purgatorio, que estará lleno de horribles turistas de la clase media; y al fin y al cabo, se hará justicia."

"Mientras dura la mala racha, pierdo todo. Se me caen las cosas de los bolsillos y de la memoria: pierdo llaves, lapiceras, dinero, documentos, nombres, caras, palabras. Yo no sé si será gualicho de alguien que me quiere mal y me piensa peor, o pura casualidad, pero a veces el bajón demora en irse y yo ando de pérdida en pérdida, pierdo lo que encuentro, no encuentro lo que busco, y siento mucho miedo de que se me caiga la vida en alguna distracción."

"Como Dios, el capitalismo tiene la mejor opinión sobre sí mismo, y no duda de su propia eternidad."

"¿Tenemos todo prohibido, salvo cruzarnos de brazos? La pobreza no está escrita en los astros; el subdesarrollo no es el fruto de un oscuro designio de Dios."

"La historia es un profeta con la mirada vuelta hacia atrás: por lo que fue, y contra lo que fue, anuncia lo que será."

"No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta."

"Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a la orilla de un abismo."

"Pequeña muerte llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace."

"El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces."

"El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, no lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo."

miércoles, 8 de abril de 2015

Hábitos para conseguir el éxito



Con éxito no se nace, el éxito se hace. Si bien es cierto que las circunstancias que nos rodean son muy importantes a la hora de alcanzarlo, igual de importantes o más son los hábitos que adquirimos.

La ejecución repetida de algunos de ellos es primordial para llegar a ser una persona exitosa y excepcional.

El equipo de la revista Inc. ha recogido en una lista los 15 hábitos que considera imprescindibles en el día a día de aquellos que quieren alcanzar el éxito y te los mostramos a continuación:

Revisar nuestras las metas

Los objetivos que tenemos en la vida siempre han de estar presentes en nuestra cabeza. No debemos perder de vista ni un solo día aquello que realmente queremos conseguir. Como la vida no es algo estático y pueden pasar muchas cosas en un solo segundo, es recomendable revisar nuestras metas y hacer los ajustes necesarios en cada momento para seguir enfocados hacia ellas.

Admitir los propios errores

El refrán dice que "el que tiene boca, se equivoca", por lo que todos nos equivocamos alguna vez. Es importante admitir los propios errores, especialmente si afectan a más personas y, sobre todo, si éstas habían advertido que tu decisión era una equivocación. Entonar un mea culpa de vez en cuando no está de más.

Reconocer los méritos de los demás

Cuando nos equivocamos todo el mundo suele estar ahí para criticarnos, pero si haces algo bien, especialmente en el mundo de la empresa, es complicado escuchar una alabanza o enhorabuena. Al contrario de lo que algunos piensan, generalmente por envidia, decir de vez en cuando a los demás lo que hacen bien no te hacer peor que ellos, ni sino todo lo contrario, te convierte en alguien amable y considerado a ojos del resto.

Ser agradecido

Aunque al escuchar algo bueno sobre ti o tu trabajo detectes que se trata de un mero cumplido, tu reacción debe ser siempre un "gracias". Lo escueto que seas ya va en función de tu forma de ser. Eso sí, lo ideal es mantenerse en tierra firme y no creerse un dios del Olimpo por muchas cosas buenas que te puedan llegar a decir. La humildad es un plus, y acordarte de aquellos que te han ayudado en tu camino hacia el éxito, también.

Estar en continuo aprendizaje

Nadie nace sabiendo y, mucho menos, sabiendo de todo. Aunque muchos crean que están por encima del bien y del mal, lo cierto es que no se puede saber de todo. Por ello, las personas exitosas nunca dejan de aprender. Escuchar a los demás es un punto muy importante. De todo se aprende y de todas las personas también, nunca creas

No ponerse límites

A menudo, la gente excepcional es aquella que no ve los límites, aquella que piensa que el único límite es el que nosotros mismos queramos ponernos. Para pensar así hay que tener una fuerza de voluntad arrolladora y no rendirse en el empeño por alcanzar nuestros objetivos. Las personas que tienen éxito son, en la mayor parte de los casos, aquellas que tienen plena confianza en sí mismas y en sus capacidades de triunfar.

Valorar nuestro tiempo libre

Es importante no dejar de lado las relaciones personales por nuestros objetivos profesionales. ¿De qué sirve el éxito si no lo puedes compartir? Pues eso, cuida a aquellos que te rodean porque el día que consigas tu meta, tendrás a quién contárselo y si fracasas, también. La clave del éxito es el equilibrio entre lo profesional y lo personal.

Valorar a la gente

La gente con éxito es consciente de que por muy bueno que sea uno en algo, siempre tendrá que rodearse de un buen equipo. Puedes inventar el mejor coche del mundo, pero necesitarás un equipo que te ayude a construirlo, que Galileo Galilei sólo hubo uno y no todos somos MacGyver. Por esto, es importante que valores a aquellos que te rodean, que les dediques tiempo aunque no te sobre.

Buscar un propósito en la vida

¿Quién quieres ser? Piénsalo y tenlo presente. En tiempos de vacas flacas, tener un propósito en la vida ayuda a seguir hacia delante. No tiene por qué ser profesional, ni tiene por qué ser solamente uno, pero sí ser sólido. Cuando te bloquees, piensa en ese propósito y actúa para cumplirlo.

Si bien hacer ejercicio físico es recomendable sin importar la hora del día, hay que tener en cuenta que existen algunas razones por las cuáles es mejor llevarlos al cabo durante el día… o la noche, maximizando el efecto del mismo, y por tanto, obteniendo mejores resultados.

Cada persona es diferente y ese es el primer factor para resolver el dilema de cuál es la mejor hora para hacer ejercicio.

El ritmo circadiano, que es una de las variables que va a determinar cuándo una persona se siente mejor para salir a correr, montar bicicleta o sumergirse en un gimnasio, marca el funcionamiento de cada individuo y su capacidad de desempeñar diversas actividades en un momento del día.

Este ritmo biológico influye en la presión de la sangre, la temperatura corporal, el nivel de hormonas y la frecuencia cardiaca, elementos que influyen en la predisposición del cuerpo para hacer ejercicio.

"Va en relación con las fases de luz y oscuridad, con las estaciones del año y con las características de cada persona. No se puede extrapolar de forma general ya que es individual", comentó a BBC Mundo el doctor Luis Franco Banfonte, secretario general de la Federación Española de Medicina Deportiva, FEMEDE.

En el campo de la ciencia y la medicina son muchos los estudios que defienden que los ejercicios en la mañana ofrecen más ventajas a las personas que aquellos que se realizan en la noche, pero hay un número similar de investigaciones alcanzaron una conclusión diferente.

AM, en favor de la mañana

El doctor Franco Banfonte explicó que "desde el punto de vista metabólico y fisiológico, como para tener un control del peso, es recomendable hacer ejercicio físico alejado de las horas de la comidas. El mejor momento en ese sentido es a primera hora de la mañana".

La actividad por la mañana también favorece a las personas a establecer una rutina y ser consistentes para hacer ejercicio con regularidad, así evitan de esta manera que surjan compromisos u obligaciones durante el día que releguen a los ejercicios en la lista de prioridades.

Este factor es compartido por Daniel Sánchez, lector de BBC Mundo.

"Personalmente prefiero hacerlo muy temprano por las mañanas. Cuando lo haces a primera hora no tienes tiempo para inventarte excusas y simplemente lo haces", comentó desde Perú.

Para Gisella, quien nos escribió desde Viña del Mar, en Chile, "es mejor en la mañana como primera actividad del día. Siento que empiezas el día con mayor energía y activas el metabolismo".

Se trata de una afirmación que cuenta con un respaldo científico, en particular en referencia a los ejercicios aeróbicos.

"Si uno hace ejercicios que requieren movilidad, como correr o montar bicicleta, se incrementan algunas hormonas o algunos neurotransmisores como las endorfinas que hacen que uno se sienta mejor, que esté con más vitalidad y más animado", dijo el doctor Franco Banfonte.

"Por tanto se afronta el día mucho mejor, no sólo desde el punto de vista psicológico sino también fisiológico".

En detrimento de los ejercicios matutinos está la baja temperatura corporal que registra el organismo, lo que aumenta el riesgo de lesiones y reduce la eficiencia de los ejercicios.

PM, en favor de la tarde

Lo que para la mañana es un hándicap, para la tarde o principio de la noche es una ventaja.

A esta hora la temperatura corporal y los niveles de hormonas alcanzan un nivel máximo, por lo que físicamente nuestro organismo se encuentra en el mejor momento para practicar deporte

Esto permite que se pueda exigir más al cuerpo logrando mejores resultados tanto en resistencia como en masa muscular, según concluyó un estudio del Centro de Investigación Clínica de la Universidad de Chicago.

Los riesgos de lesiones también se reducen y el cuerpo responde positivamente tras estar activo durante varias horas.

"Hay personas que de forma natural se levantan muy bien por la mañana, están muy activos y que se va a dormir muy pronto. Hay otras personas que les cuesta activarse y que por las noches no encuentra el camino de irse a dormir. Soy del segundo tipo, me cuesta mucho hacer ejercicio a primera hora", reconoció el secretario general de FEMEDE.

Otro elemento que inclina la balanza hacia la noche lo mencionó Patrick Vargas, quien escribió a BBC Mundo desde Quito, Ecuador.

"En lo personal disfruto hacer los ejercicios en la noche ya que luego de un largo día de trabajo me relaja y voy a dormir tranquilo", dijo.

Su opinión es compartida por Juan Antonio Rodríguez Valle, quien comentó en nuestro sitio en Facebook que "las noches me desintoxican y me relajan, cuando duermo después de hacer ejercicios mis sueños son más imaginativos, creativos".

Sin embargo, el doctor Franco Banfonte advirtió que "a última hora de la noche, a partir de las nueve o diez, tampoco sería muy recomendable hacer ejercicio, sobretodo de alta intensidad, porque puede afectar al ritmo del sueño y retrasar la necesidad de dormir. Esto haría que al otro día se esté más cansado y fatigado".

Los deportistas profesionales no suelen tener este dilema ya que distribuyen sus sesiones de entrenamiento a lo largo del día, mientras que el punto en el que todos los estudios están de acuerdo es que lo positivo es hacer ejercicio, sin importar la hora del día, pero de una forma constante.

FUENTE: Diario BBC

«Asimismo» (también, además). Ej. La casa dispone, asimismo, de garaje. «Así mismo» (de ese modo). Ej. Lo hizo así mismo, como te lo conté.