Quake Costa Rica

Humor, Palm, gadgets, Topografía, Geografía y lo que sea...

“Pequeños cambios, grandes resultados”. Una de las facetas en las que puede ser más útil aplicar esta mentalidad es a la hora de llevar una vida más activa y mejorar la forma o, al menos, mantenerla sin que esta se resienta.

Con algunos pequeños y sencillos cambios, puede conseguirse tal propósito. La revista Health propone una serie de pequeños cambios, que nos permitirán quemar más calorías de las que gastamos ahora y sin apenas darnos cuenta.

1. Levántate y haz algo

Muchas son las personas que no tienen tiempo cada mañana para salir a correr un rato o ir al gimnasio. Sin embargo, no es tan complicado levantarse 10 o 15 minutos antes y hacer un poquito de ejercicio en casa. Abdominales, flexiones... Un poco de ejercicio matutino para desengrasarse es una gran idea para comenzar el día.

2. Siéntate en el suelo

Llega la noche, vas a ver la televisión un rato y te quedas medio tumbado en el sofá. Puede parecer extraño, pero se queman bastantes más calorías si uno se sienta en el suelo. La razón no es otra que nuestro cuerpo realiza mayor esfuerzo al soportar nuestro peso que si se está sentado cómodamente en un mullido sofá.

3. Come chicle

Es una forma de matar el gusanillo y no comer entre horas, o eso se deduce de una investigación realizada en la Universidad de Rhode Island. En dicho estudio, se detectó que las personas investigadas que comían chicle, podían quemar entre un 5% y un 8% más de calorías durante un día que aquellos que no suelen llevarse chicles a la boca.

4. Muévete en el trabajo

En la actualidad, la gran mayoría de los trabajos tiene como tónica general el pasarse horas y más horas sentado frente a un ordenador. Es obvio que quedarse medio día en esta postura es de todo menos productivo para nuestro cuerpo. También es evidente que no existe ninguna soluciónsencilla ante dicho problema, pues no parece que dejar el trabajo sea una opción. Sin embargo, algunos cambios pueden ser de ayuda. Este es el caso de ir a una papelera más lejana a tirar algún documento, hacerse uno mismo las fotocopias en la impresora común, realizar más tareas manuales, comunicar una información a un compañero personalmente en vez de por correo electrónico...

5. Esforzarse cinco minutos más

No, no tiene prisa, simplemente está quemando calorías. (iStock) © Externa No, no tiene prisa, simplemente está quemando calorías. (iStock)

Esto no quiere decir que uno tenga que matarse a la hora de practicar ejercicio, ni que tenga que realizar esfuerzos sobrehumanos. Pero si se sale a dar un paseo o a echar una 'carrerita', qué más dará seguir cinco minutos más, aunque sea bajando el ritmo. Este es, en realidad, un esfuerzo mínimo, pero que sirve de gran ayuda para quemar más calorías.

6. Escucha música animada

Cada uno tiene su estilo musical, pero si te gustan los Beatles, será mejor escuchar Twist and shout que Let it be. La razón es bien simple: si escuchas música animada, te moverás más que si estás escuchando todo el día baladas. Por otro lado, un estudio de la Universidad de Londres ha encontrado que la mejor música a la hora de correr es el rap, por su ritmo y cadencia. No cuesta nada dar una oportunidad a Eminem y dejar a un lado los discos rayados de Álex Ubago.

Fuente: Diario El Confidencial